miércoles, 23 de enero de 2008

RICARDO EL BARBERO Y EL MISTERIO DE LAS HUELLAS POSMODERNAS


El título me recordó la famosa zarzuela de Francisco Asenjo Barbieri y a la paradoja del Barbero del filósofo inglés, Bertrand Russel.
I
"Descuiden ya se resolvió el misterio de las huellas,
porque se dice que pateo para todos lados."
.
.
II
¿Qué es lo que pretendo con esta última nota a Ricardo?,
Un motor de sugerencias hacia la puerta conceptual
del posmodernismo con una nota final hacia este tipo de
replicas que finalizan con este artículo, gracias.
.
III
.
"Evité cuidadosamente el chiste de sonar posmoderno
y sarcástico, en un país [espacio] así": Cerati, SodaStereo.

.
Estimo las opiniones de Ricardo, y voy hacer algunos comentarios finales para no hacer la lista de replicas y estar en la jerga postiza de los posmodernos, donde intentan pegarme en los últimos días, como dice Nicolás Águila Prieto, es necesario esta dialéctica para no terminar como preciosos ridículos…
.
Sabemos bien de esas prácticas, donde los teóricos posmodernos sienten aversión por el lenguaje común y te atiborran de términos metacognitivos aunque no venga al caso. No importa que escriban para una publicación no especializada o que hablen en una reunión de amigos. Con ellos no hay arreglos. Confunden lo informal con lo solemne, el artículo con el papel, la tertulia con la cátedra y la charla con el teque. Y han puesto de moda una nueva manía de complicarnos gratuitamente lo fácil y sencillo haciendo gala de un empaque terminológico en contextos donde no cabe. Y todo por la falsa creencia de que se es más teórico sólo con llenar de burbujas palabreras el vacío conceptual de una galimatías pretenciosas.

Desgraciadamente no me invitaron a la fiesta donde mandan al diablo los metarrelatos y a celebrar hasta la borrachera postútopica la crisis de los paradigmas, el fin de las ideologías y el happy ending de la historia. Los paradigmas siguen allí, nuestras ideologías y utopías también.

Mi pensamiento está centrado en la transformación del sujeto social, entender la conciencia colectiva en las suma de voluntades individuales, una construcción de una nueva relación social, Nicolás Águila Prieto dice que “por ahí ya se ven los esnobistas de siempre banalizando el concepto de deconstrucción como si fuera sinónimo de "destrucción"… Si ves aun posmoderno hablando de su última experiencia con la lectura de un ladrillo decimonónico, no te pierdas su apasionado comentario… que te dejará sin aire”

Ricardo con enorme solemnidad pregunta, “¿Y como no quieres que te diga Posmoderno? Si me hablas de una consiga individual…” No pienso complicar las cosas, tengamos únicamente cerca un diccionario, como el de Norberto Bobbio o Nicola Abbagnano, sin duda, con ellos, sabremos despejar estos comentarios, aunque voy a recomendar autores que han escrito del tema posmoderno, esperando no cansar con estas sugerencias, que bien pueden tomar o dejar pasar.

Ricardo debería recordar que la explicación de la posmodernidad se parece a la paradoja del barbero, bien puede ilustrarse (Ilustrarse por cierto es una bonita palabra moderna) con la anécdota de la correspondencia entre Bertrand Russel y Fregue, en la que B. R. le envía una carta planteándole su famosa "Paradoja del Barbero" y F. le contesta: "usted me ha tirado abajo todo, pero yo le prometo que en mi próximo libro le daré una respuesta". Nunca hubo próximo libro y la humanidad se encuentra ahí...

¿Como hemos reaccionado? Con el abismo que se supone se van la ideologías y las comprensiones de un nuevo mundo globalizado.

Es un honor, -el “honor” que también explicaba Bertrand Russel-, que se me identifique con el pensamiento posmoderno, Nietzsche decía entre otras cosas que había conceptos que tenían definición y otros, historia, como la explicación de Dios. San Agustín de Tagaste, luego obispo de Hipona como mejor se le conoce, decía que había que sangrar a Dios, por que de ello dependería llenar los vasos sagrados y beberlos, porque esos vasos sagrados significaban los conceptos y el entendimiento del ser, más tarde esta explicación se la fusilaría como un copy-paste Max Webber.

Pero no, se equivoca(n) no tengo un pensamiento posmodernista, y estoy muy lejos de concentrarme en como llegar a él. Muchas gracias por tan fuerte interpretación Ricardo, pero no es así.

Esta vez no haré ningún tipo de replica con la crítica dura que suelo hacer, pues no es necesario, mi posición esta fundamentada, mis acciones también, no soy ni pequeñoburgues, ni he lucrado con el ejercicio intelectual de nadie, ni el mió propio, la idea de lucro es un a priori y no a posteriori como diría Hegel, éstos y mis demás escritos como se ha comprobado han despertado algún tipo de interés en algunos compañeros algunos del corte “guevarista” (con o sin camiseta) promovidos por sus furia (muy suya) etnocentristas, allá ellos su interpretación, y sus declaraciones que si entonces esto, que si aquello, que si dijimos ayer y hoy no es igual, que si interpretamos a los anarco individualismo o no etc., etc., eso pueden quedarse muy bien en sus convicciones, no me importa si me consideran entonces posmoderno, antisocialita, sectarista, fascista, etc., me interesa con que sentido y profundidad se realizan tales afirmaciones, ya he comentado bastante del argumento que hicieron Dulce Edith y Jorge M., (http://dimensionpolitica.blogspot.com/) los cuales pusieron en primer plano su largo listado de odio y de comentarios nefastos que alcanzaron no sólo mi nombre sino el de otros a quienes considero amigos cercanos, y me pidieron responder, y desde entonces se dieron algunas aclaraciones que no pienso volver a tomar por la vía de la réplica dura. No lo haré, creo que la posición de Dulce Edith ahora es adecuada, algunas veces el silencio es necesario, otras veces no, esta ocasión sus Hi5, tan preocupado estoy de ya no poder entrar…


Agradezco a Ricardo sus opiniones, de identificar a los posmodernos, pero aun no me concibo en esa marca no registrada por muchos teóricos, no me atrevo a escribir sin retomar a varios filósofos, intelectuales a parte del lingüista y teórico que con mayor ánimos se me ha sugerido: Noam Chomsky, he preferido leer a Jürgen Habermas, Alan Tourin, John Rawls, Calasso, Jean Baudrillar, Michel Foucault, Zigmun Bauman entre otros, ya pronto los pondré en el Hi5 para que me etiques bien. Aunque sin duda, ya vez esta posmodernidad, nos obliga a decir que: “Hoy ningún filósofo vivo puede compararse seriamente con los grandes autores del pasado… Habermas no es Hegel, Rawls no es Kant, Apel no es Fichte…”
.
Esperemos que Ricardo ya no recorra tantos atisbos de identificar mi propio círculo de pensamiento y de vida, que por razones de Hi5 se supone debemos revelar para tomar parte normal de este medio. Mis pretensiones no son santanistas (efectivamente recordando al "once veces presidente de México"), es decir, que se me pregunte constantemente de mis convicciones políticas, esas ya están expuestas, pero como vemos suelen ser incomodas cuando se leen por la superficie ideológica, NO ERES UN ANARCO = SECTARISMO DOGMÁTICO, pero estas convencido de la REVOLUCION SOCIALISTA. Afirmación y convicción a la voluntad social, es un buen ejercicio de fortaleza kantianna, ¿Entonces el anarquismo esta excluido de la revolución socialista? ¿Y el ejemplo notable es Bakunnin? ¿Por qué no se los comentas a la página de La Haine? por puro interés, a ver que te contestan.

Estoy convencido de la lucha social para la Revolución Socialista mantiene muchos aspectos que bien pueden perpetuarse desde varios ámbitos y de muchas ideas socialistas con tendencias democráticas o pactos sociales, y quizás estas aspiraciones democráticas pueden hacer otro tipo de convivencia, me parece –espero puedan corregirme- que la Revolución Socialista comprende también un nuevo pacto social (muy lejos, abismalmente del que se conoce como un método Russoniano que explicaba Isaiah Berlin como traición a la libertad humana) corresponden a tener responsabilidades de una conciencia de clase que medite esa revolución y eso incluye a todos los subalternos, creo yo, también a los anarquistas y democráticos, no entiendo porque intentar dar una verticalidad a esa lucha.

Quisiera recomendarte algunos autores que he compartido comentarios en su presencia, como Guillermo Almeyra, (que una vez dijo que Max Webber no lo metiera porque es un idiota y bueno me puse rojo) o Francisco Fernández Buey, otros como Juan María Alponte que como saben respeto su trabajo en la universidad y en sus artículos periodísticos, creo que sabemos a quién leer (a veces no) cuando se trata del hoy por hoy.

Algunas veces también nos equivocamos, sin duda, espero por ejemplo que leer a Martha Harnecker no me perjudique para etiquetarme, ni tampoco leer a Althusser, ni tampoco si leemos a Alvin Troffler, Fukuyama, Anthony Giddens, los he leído, y también he leído a Samuel Huntington en su clásico libro Guerra de Civilizaciones, entiendo las posiciones, no me he quedado con su pensamiento y las he criticado, pero vamos por partes como decía Jack el destripador, (frase de Almeyra) según entiendo el pensamiento posmoderno como explicaba el filósofo italiano Gianni Vattimo que en él lo importante no son los hechos sino sus interpretaciones. ¿No se supone que debemos tomar parte entonces en los hechos y no solo la interpretación? valiente interpretación que soy posmoderno de S es P, INDIVIDUAL=POSMODERNO segun Ricardo.

Digamos entonces que pudiera recomendarte, autores como Karl R. Popper, John Rawls, Hannah Arendt, Jeremy Rifkin, Ulrich Beck o Zygmunt Bauman hasta Howard Gardner, Steven Pinker, Mircea Eliade o Pierre Grimal, etc, etc., pero prefiero nombrar algunos que he podido entablar un dialogo sobre la posmodernidad, antes que atreverme a describir lo que pienso del tema, pues muchos de ellos con gran claridad ya lo han escrito, prefiero entonces ponerlos en el blogger y remitirme a escribir sobre los hechos y no las interpretaciones, mi interpretación sobre la posmodernidad no puede reducirse a tu composición de: “ME HABLAS DE UNA CONSIGNA INDIVIDUAL, como no quieres q te diga posmoderno”, de S es P, INDIVIDUAL=POSMODERNO" perdon por repetir esto, y una serie de locuras, pero bueno esque es muy gracioso animarme a escribir así y de esto.

De ninguna manera te hablo de una consigna individual, sino de un profundo entendimiento de tomar parte de “si mismo”, la parte individual toma parte de una conciencia como sujeto social, antes que un órgano social pueda establecer su propia conciencia, conciencia de clase.

¿Con que te quedarías Ricardo? ¿Con la “cosa en si” o “para-si”?

El hombre existe porque tiene conciencia de ser, es un ser "para sí" (y no un ser "en sí"). Según Sartre, negarse a tomar conciencia de sí mismo y, en particular, de lo que representa la libertad humana, viene a ser sinónimo de "mala fe". Se puede decir que existencia y libertad son conceptos equivalentes: para el hombre existir es ser libre; ser libre es afirmar conscientemente la libertad de elegir. El hombre nace libre y está siempre ante la responsabilidad de elegir. Sin conciencia de esta libertad el hombre se "cosifica", se convierte en cosa. (Francisco Fernández Buey, entrevista)
.
Por otra parte, el hombre vive en sociedad, y esto le obliga a algo así como a una segunda superación: del "ser para sí" ha de pasar al "ser para otro"."Yo no puedo definirme si no es en relación con otro", decía Sartre. Es la existencia del otro lo que me permite definirme a mí mismo en una relación, que, por lo demás, será siempre conflictiva. Tan conflictiva que el propio Sartre había llegado a decir que el infierno son los otros. De ahí que la autenticidad y veracidad del hombre es el estar obligadamente solo. "Soledad", "Angustia", "Desesperación" y "Náusea" son estados obligados y habituales de la conciencia del hombre que quiere ser "para sí", que quiere ser autoconsciente. El hombre era para el existencialismo sartriano una pasión inútil.
.
Los neokantianos traicionan a Kant, y los posmodernos son neokantianos. Ellos abandonan la “cosa en sí”, quedándose en el "para- sí", sin trasladarlo al “ser para otro”. Ricardo se comporta como ULTRAMODERNO, entablando analogía que bien podría practicar las piedras, corresponden a su dureza.
.
Ricardo nos dice:

“Nómada posmoderno… pensamiento caricaturizado de un Anarquista Libertario”
,
Bueno esto sigue siendo una opción continua, y pues sí he caricaturizado a muchos anarquistas libertarios, un mundo tipo Mad-Max. , así por decirlo lo enlazo con uno de mis temas favoritos: las sociedades apocalípticas. Creo que se daría una sociedad anarco-individualista tras un cenit del petróleo, o una guerra nuclear, tenga que vivir sin tecnología de pronto.

En un mundo apocalíptico, el capitalismo se derrumba (quizás por un tiempo) y se crean nuevas sociedades humanas. Si estos humanos están educados en nuestra mierda de sociedad, serán individualistas, capitalistas o incluso antisociales (añadimos traumas por el apocalipsis vivido). No pasarán automáticamente a una sociedad anarco-comunista por que ni siquiera saben qué es el comunismo. El paso será natural y gradual. Y si quedaran anarquistas, quizá fuera más rápido.
.
Pero eso es una caricatura mental, bien, pero no soy un nómada, la crisis de los misiles ya pasó y afortunadamente (las malas lenguas hablan al son de caricatura) el Che no pudo con su frenesí hacer este tipo de servicios a los anarquistas… uf

El debate entre colectividad e individualidad es una lectura que no ha pasado sobre Ricardo, existe una confusión del método interpretativo, que casi siempre comentemos cuando entramos a estos tema con falta de esos vasos sagrados, derraman siempre su interpretación, finalmente es la base de la identidad, del la visión del Estado y de los nacionalismos.

Si las confusiones persisten te recomiendo leer los próximos artículos que con permiso de los autores he decidido pegar en mi blogger, es decir, como una recomendación más para evitar futuras confusiones y con una mejor óptica por varios filósofos que hablan del tema en la red en una recomendable página como es antroposmoderno.com, autores como: Tzvetan Todorov, Roberto Follari, Miguel Benasayag Gianni Vattimo, Alberto Pinzon Leon, Ricardo Diviani, entre otros.

Podemos aclarar cierto punto de la posmodernidad a la cual dices soy partícipe, pero te digo con una voz prometeíca que los términos como "moderno" o "posmoderno", (-ya lo hemos dicho-) muchas veces, están vacíos de contenido (como es este caso) porque: designan exclusivamente la contemporaneidad.

Sin embargo, esta vacuidad no está exenta de significación: expresa una adhesión a la idea de progreso bajo su forma más simple, aquella que quiere que todo lo que venga después sea mejor que aquello que había antes (idea que, por otro lado, el posmodernismo rechaza; pero, ¿por qué ofenderse por ello si ama la incoherencia?) En definitiva el propio proyecto de catalogar a creadores forzosamente singulares con etiquetas que designan los períodos es empobrecedor, por no decir mutilador: si decimos que Proust es moderno y Beckett posmoderno, ¿hemos avanzado algo en la comprensión de alguno de ellos? (Modernos y posmodernos Tzvetan Todorov)

El libro de Stephen Toulmin, Cosmopolis tiene esa originalidad que trata de establecer lo que podría ser una filosofía auténticamente posmodernista ¿Has tenido en cuenta su lectura? O bien podemos seguir con el efecto S es P INDIVIDUAL= POSMODERNO.

Bueno, ya me estoy extendiendo, y tengo una cierta sonrisa en mi rostro, porque digo, que carajos leer esto, y además sabemos que a pesar de estar escribiendo en credenciales capitalistas, bien pueden usarse como parte del factor critica que pueden generar ideas con un mejor apoyo entre los que se comunican, pero también se tienen los riesgos de entablar un dialogo muerto y con debates falsos, inocuos, con machetazos de conceptos que intenta “identificar al otro” como parte de un ejercicio schmittiano, la efervescencia de amigo-enemigo entre valores mitificados y con un nuevo modelo de fetiches, tal y como lo hiciera Dulce Edith y Jorge M. el año pasado, allí creo que no puedo mas que poner mi cara seria.

Ya he mencionado mucho sobre ellos, y me parece que el resultado de sus comentarios fue una síntesis del pensamiento por entrar en mayor grado a su identificación del “ser” y de un modo trágico por sus derivadas acusaciones, no tuvieron ni su prometida réplica ni su convocatoria tuvo algún eco. Como siempre he dicho ¿Nos dirán algo más?

"He tenido la idea que ser llamado conservador o liberal, de izquierda o de derecha no sirve más que en las acciones diarias, allí se define la posición del individuo", ME HABLAS DE UNA CONSIGNA INDIVIDUAL, como no quieres q te diga posmoderno. Si pateas contra todos y aun pero con "Aunque considero al liberalismo la menos mala de las opciones políticas tradicionales".

Animas político, “Aristóteles” ¿No llegó Viernes a la Isla?, el individuo es la unidad psicológica que se pronuncia subjetividad sobre la comunidad, en verdad es un tanto molesto a estas alturas que se confunda individualismo o individualidad con el concepto de individuo que vive y se concientaza día a día, también es molesto entablar una relación de opiniones y hablan de sociedad de manera abstracta, el proletariado de los marxistas dogmáticos que por esencia es sujeto único del cambio social y fuerza revolucionaria que llevará inevitablemente al socialismo, ¿Debe ser reemplazado en ese papel por la “multitud” de Toni Negri? ¿En qué hemos avanzado con este cambio de terminología en el cual, para colmo, el significado de multitud es mucho menos claro que el de proletariado (el que sólo puede producir fuerza de trabajo)?

Entonces de que se trata, no vamos a confundir los términos, ni usar una licuadora conceptual, veamos en que podemos ayudarnos y concentrarnos nuestra actitud social de lucha.

No voy a caer en relativismos, Ricardo, intento hacer una base de entendimiento, y esta me dice que la posición del individuo y su conciencia posible es fundamental, la generación del individuo conciente solo es posible sobre una acción diaria, y me remito a los hechos y no a las interpretaciones que ya sugerimos son otro factor del posmoderno, que en México, en Oaxaca se pone en practica en los territorios zapatistas chiapanecos un germen de poder democrático y su legislación enfrenta en la vida cotidiana puede organizar voluntades sobre su propia participación directa, asamblearia, de su organización para convertirse en sujetos –y no meros objetivos- de la política. Por eso en Oaxaca es tan numerosa la multitud que ocupa la ciudad: porque no es una multitud a la Negri sino un conjunto de voluntades, saberes y experiencias anticapitalistas. Por eso en Oaxaca se unen a un sindicato organizaciones campesinas como la Ucizoni, hay más municipios recuperados, libres de los bandidos gubernamentales, que en Chiapas, se mueven más indígenas organizados que en el estado sureño.

La lucha social abre la puerta sobre un compromiso que tenemos con nosotros mismos, si alguien desea un nuevo mundo, tiene que empezar por tratar de darle vida a ese tipo de existencia, Francisco Fernández Buey dice que no es la conciencia de los hombres la que determina su ser, sino su ser social el que determina la conciencia, la transformación del individuo es posible gracias a su propia modificación de la realidad perceptible de la vida en su centro social.

Los vínculos sociales son evidentes, pero los individuos pueden estar allí en una anomia política, una indiferencia, bajo la sombra nihilista, sobre el caudillismo y aprovechamiento de su trabajo. Me parece que el factor de día a día sabe individualmente que posición tenemos y a quién enfrentamos y se puede valorar con gran medida el esfuerzo individual para hacer una mejor sociedad, la agrupación de voluntades no es espontánea, la fuerza con el que se reúne sus convicciones puede acabar en tremendos errores como los nacionalismos que generaron el fascismo en Europa, esto es evidente, y bien estudiado, pero conciencias individuales y colectivas fluyen sobres ciertas tensiones, que diría Bolívar hijo de una de las más poderosas familias latinoamericanas, que en sus cartas su hermanas le preguntaban ¿Qué hacemos con los esclavos? su familia tenia esclavos y representaba un problema social y para Bolívar un problema de conciencia individual: los liberó.

Bolívar en la famosa carta de Jamaica, anunciaba que “mientras no tengamos la virtudes y talentos de nuestros hermanos de norte, no podremos escalar la victoria histórica de las repúblicas liberadas" He aquí que la conciencia de un hombre habla sobre la conciencia posible de su sociedad que se intentaba organizar y progresar.

Pero en fin, la lectura histórica es increíble a este respecto. Cuando digo “ver la posición del individuo” me refiero a la posición política y social compenetrado en su conciencia y de ello en sus acciones diarias. “Ver la posición del individuo” no tiene nada de equivalencia hacia una carta posmoderna, no apostaría hacia algo que no conozco. ¿Por qué consumimos esto? ¿Compramos aquello?, ¿Por qué estudiamos esto? ¿Por qué debatimos estos temas ahora?

Creo también recomendar la lectura de una novela que trata explícitamente la anulación de la conciencia individual por el totalitarismo comunista “El Cero y el Infinito” de Arthur Koestler.
.
Y Ricardo, efetivamente, pesan los siglos sobre nuestra conciencia porque recuerdan persecuciones irracionales y terribles. Podemos ahora escuchar un su remoto latido humano, que representa el aliento vital y moral de centenares de centenares de generaciones que han intentado levantarse, frente al frenesí de las hegemonías y las inquisiciones, la posibilidad de libertad y la plena conciencia individual hacia la dignidad humana. No es fácil ir hacia delante, hacia el encuentro con el otro distinto y oculto por nosotros mismo; no es fácil sentirse inmerso, en un mundo plural, donde este planeta, esta convertido hoy en una aldea común, pero gira sobre sí mismo persiguiendo una sombra furtiba y peligrosa: la libertad y la esperanza de vivir juntos y desiguales, libertados y liberados.

En un momento de sublimes afirmaciones y de generación hacia los nuevos fetiches, puede que exista un nuevo radical socialismo, donde su existencia pueda construir un nuevo sujeto político, conduciendo a una síntesis complicada del radicalismo democrático (Chantal Moufe) y laico del republicanismo, con ideales de emancipación socialista y libertarios, con la hoy irrenunciable visión ecologista, con la siempre valida urgente reinvocación del pacifismo y con la aportación de las luchas obreras y sindicales, la lucha feminista, así como con las experiencias de los nuevos movimientos sociales alternativos.

Aquí no estas encontrando más que mis propósitos Ricardo, que en suma, es contribuir a que fluya un espacio de encuentro y diálogo que con ese bagaje de ideas y experiencias podamos construir una izquierda renovada y combativa, alejándonos de viejas querellas, personalismo y sectarismo (aunque ciertos mitos son fundamentales, como decía Sorel) que ofrezca a los ciudadanos un proyecto político transformador.

Cuidado con las afirmaciones Ricardo, “ver la posición del individuo” resulta muchas veces como sabes, contradictorio, pero esas contradicciones nos reclamarán un futuro mejor.

Saludos desde la barbería "Russell"

Atentamente
José Antonio Gutiérrez
P.D.
Tanta palabra de pocas barbas será algo fácil de pensar, pero nuestros objetivos como hombres en sociedad, pienso, solo se plantean en serio, aquellos problemas que existen ya algunas condiciones materiales de resolución. Revolución socialista y condiciones de lucha.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, José María Aranda, te saludo desde Chile, he seguido con atención el debate, he visto los Hi5 y el blogger, me parece una buena idea para aclarar muchas de los tropiesos conceptuales y declaraciones faciles que se hacen por estos medios, mis felicitaciones, estaremos en contacto.

Patricio A. Navia

Anónimo dijo...

Hola José, espero que sigas con este tipo de réplicas, muy interesantes y entretenidas, buen contenido para contestar de manera responsable a estos comentarios originados en el HI5, espero nos veamos pronto, saludos.

Abraham Bonilla Nuñez.

PD. Estoy construyendo un blogger

Anónimo dijo...

Repuesta a José María Aranda: Ricardo el bardero y misterio de las huellas posmodernas

Daré un grito como el cuadro de Edvard Munch

“Cuando ya no haya mas palabras que decir el silencio penetra en los oídos y empieza a retumbar” (Ricardo)

La libertad, ese ruiseñor con voz de gigante, despierta a los que duermen más profundamente... ¿Cómo es posible pensar hoy en algo, excepto en luchar por ella? Quienes no aman a la humanidad todavía pueden ser grandes como tiranos. Pero ¿cómo puede uno ser indiferente?

LUDWIG BOERNE, 14 de febrero de 1831(1)

vergeblich sei das Moralische der Pflicht in allem, was pflichrmässig ist, genau für die spekulative Beuneilung zu bestimmen.- Immanuel Kant

Estuve leyendo tu artículo y me pareció que era necesario aclarar algunos puntos, ya no en las discrepancias que hayas tenido con dulce Edith; como algo paradójico hare una catarsis en puntos “posmodernos”. Aplaudo los comentarios y criticas (suelen ser amargas algunas veces; pero ayuda a superar errores): pero no significa que este de acuerdo con tus ideas planteadas.
Creo que no tuve el tiempo necesario para esbozar una respuesta adecuada y si lo puse en el hi5, es porque fue allí donde comenzó toda la controversia con la figura del “che” y su degeneración en la sociedad actual, que paso de ser un que revolucionario que se inmolo –no voy hablar de aspectos ideológicos- a una estrella de pop y su promoción en el mercado actual, solo como un rebelde, que se promociona en Ámsterdam. Pero dejemos este asunto, que no viene al caso.
Habrás escuchado esta sonada frase de Carlitos “el ser social determina la conciencia social…”; Cuando yo te hacia una critica que partías del individuo, de ninguna manera señalaba que era individualismo, y tampoco hacia una analogía, “nos encontramos pues, con el hecho de que determinados individuos, que como productores, actúan de un determinado modo, contraen entre si estas relaciones sociales y políticas determinadas”. Lo hacia desde una perspectiva social, pero no confundía términos de individuo= individualismo. Y señalaba como este individuo es influenciado por el entorno que lo rodea “… los hombres son los productores de sus representaciones, de sus ideas, etc. Pero los hombres son reales y actuantes, tal y como se hallan condicionados por un determinado desarrollo de sus fuerzas productivas y por el intercambio que al corresponde…” y hacia una critica a tu status quo y su férrea defensa cuando choquen con tus intereses, eso lo formule en un fugas análisis de clase, -aunque algo subjetivo- y te dejo un interrogante ¿de que vives? Así como vive el hombre así piensa. Sabes bien que la principal contradicción en la sociedad es la lucha de clases, y si no identificas a la clase social a la que defiendes; entonces de que clase de revolucionario hablamos; envuelto en el romanticismo y la emoción. A no pero me equivoco al llamarlo pequeño burgués, entonces me podría decir a que clase pertenece usted, o es un proletario, pueda que sea un trabajador asalariado, como los hay muchos, pero no significa que seas consecuente y evoque el socialismo como tal – una sociedad donde el hombre se pueda desarrollar plenamente, sin explotación ni opresión- donde, no este enajenado y sea “un ser mental y físicamente deshumanizado…la mercancía con conciencia de si y capaz de actuar por asimismo –un hombre mercancía-”, tengo en cuenta que soy subversivo, por que subvierto el orden actual de la sociedad en la que vivo y como alguien dijo: ay de aquel que ose en oponerse al capitalismo, por que este descargara con toda su furia sobre él.
Pero pasemos al tema del posmodernismo sin -galimatías pretenciosos ni conceptos idílicos- que se puedan esfumarse o explotar como una burbuja; se que se han inventado una serie de conceptos “posmodernos” para tratar de justificar los hechos sociales de esta sociedad, como lo señala, Anthony Giddens en su libro “en un mundo desbocado”. Desnudar a los posmodernos no es fácil, y si te he confundido con un nómada posmoderno, ofreceré mis disculpas si las considero necesario, en primer lugar señalo que llamar posmoderno a alguien es hacer un atentado ideológico no solo a él, sino al todo el entorno que lo rodea, las palabras lo hieren y estrujen sus pensamientos deseos devengar la ofensa o mejor dicho el escupitajo que de aquél que a osado en llamarlo posmoderno y criticar el modo de vivir en esta sociedad consumista que degenera cada día mas; y vive -no todos- en un pensamiento ineluctable del existencialismo de PAUL SARTRE (ya que lo señalas –era miembro del partido comunista de Francia) impregnado de ateísmo y pesimismo de una forma explícita –la vida no tiene sentido y la muerte es algo inevitable- cayo en una suerte de reificación (como lo diría Georg Lukac’s), pero dejemos tranquilo a Sartre; a pesar de todo hay que reconocer su gran literatura que nos brindo, las condiciones materiales moldean la forma de pensar del ser social; Sartre no escapo a ello.


Ya que ilustras tu articulo con Friedrich Nietzsche y me acusas de confundir términos, señalare algo que decía Nietzsche «el hombre es algo que debe ser superado, es un puente, no un fin» «Hombres superiores...; no hay hombres superiores; todos somos iguales... ante Dios». «Vosotros, hombres superiores, ¿creéis que estoy aquí para rehacer bien lo que vosotros habéis hecho mal? Es preciso que perezcan cada vez más y los mejores de vuestra especie... Sólo así crece el hombre hacia la altura», aunque no comparto ni enarbolo las ideas de Nietzsche me quedare con una frase “dios ha muerto”, y cuando nació?, hace tiempo que lo estoy buscando no se si conoces a alguien para que me lo presente, si partimos de un principio, como lo hace la teoría del bing-bang caemos en una aberración idealista de que el hombre es producto de un desarrollo de mas de 6 mil millones de años, siendo su masa encefálica el mayor grado de evolución que a alcanzado desde “un principio”.
Señalando que has preferido leer a: Jürgen Habermas, Alan Tourin, John Rawls, Calasso, Jean Baudrillar, Michel Foucault, Zigmun Bauman; varios de ellos provienen o han sido influenciados por la Escuela de Frankfurt – la lucha entre los viejos y los nuevos marxistas- que combinan marxismo con psicoanálisis, en todo caso veamos la critica que le hace la psicología marxista a la teoría del psicoanálisis de Freud «Todo individuo recapitula de alguna manera en forma abreviada el entero desarrollo de la especie humana», que parte de un principio subjetivo influenciado por los defensores de la metafísica - en referencia a su libro La interpretación de los sueños, que lo convierte en su estandarte para hacer una abstracción de sus ideas, que parten del “ego” y del ello “ello funciona en dos partes, bien sin parar, bien sin continuo…ello respira, ello calienta, ello come, ello besa, ello caga…una maquina órganos que empalma con una maquina fuente; una de ellas emite un flujo que la otra corta, el seno que produce leche y la boca una maquina acoplada a aquella; la boca del anoréxico vacila entre una maquina de comer, una maquina anal, una maquina de hablar una maquina de respirar…algo se produce: efectos de maquina pero no de metáfora” (Deleuze-Guattari).
“Le corps sous la peau est une usine surchauffée, et debors, le malade brille, il luit, de tous ses pores éclatés”

«Madonna, "¿Nos estamos divirtiendo aún?"», me dejas con una interrogante hacía mi persona, con que me quedaría con las “cosas en si” o las “cosas para si”, me parece algo nefasto propio de un pensamiento volátil y sobretodo de una persona que se proclama revolucionario proponer aquello. O en todo caso mejor me hubieras dicho “tuve que limitar el campo del saber, para dejar sitio a la fe” como lo señalo Inmanuel Kant “podemos conocer perfectamente a un insecto, pero jamás podremos conocer del todo a el propio hombre”; ya señale las discrepancias con Sartre por su existencialismo y la fenomenología que influyeron en el y también lo aplaudí como un demócrata revolucionario de su época. Pero venir a señalar las “cosas en si” y las “cosas para si”, es propio de su idealismo crítico que se impregno de materialismo en su comienzo y que colaboro en el desarrollo de la ciencia –si Laplace hubiera recogido dichos conocimientos, se hubiera ahorrado tiempo en desarrollar su propia teoría, que tenia grandes concidencias con la teoría de Kant- entonces aclare por favor sus pasamientos cognoscitivos “pienso luego existo o existo luego pienso”, tampoco te quedes con la causa y el efecto que eso ya lo supero la teoría marxista.
Te puedo seguir criticando a diversos autores que has mencionado pero no tengo el tiempo necesario, ya que tengo que realizar otras actividades que me permitan sobrevivir dentro de esta sociedad.
El posmoderno es una teoría que niega la propia teoría, es una deformación de la realidad en donde no hay clases como lo señala haberlas: “los cambios sociales ya no van a dar a través de la lucha de clases sino, a través de los movimientos sociales: los ecologistas, movimientos de gays, etc”, la teoría critica o mejor dicho la teoría reformista ha hecho mucho daño a el marxismo ya que la escuela de Frankfurt es una combinación de too un poquito, han llegado a tal grado de abstracción de juntar el marxismo con la teoría de los neohegelianos fusionado a ello la teoría del psicoanálisis que destruye y modifica a su propia conveniencia las propias relaciones dentro de una sociedad, negar las clases sociales y suplantar de una forma amorfa a el termino de proletariado por “agentes de la producción” que no son explotados sino “colaboradores en el desarrollo”, es algo catastrófico que usted como revolucionario debería de desenmascarar aquellas teorías, no señalo en ningún momento que no las lea, por que rechazo rotundamente la llamada higiene cerebral de Comte. Señalando a Gramsci, “que toda afirmación filosófica que se postule como algo universal al margen de la historia y la política se convierten en pura metafísica. Las verdades de la metafísica no tienen tiempo ni espacio, son (falsamente) universales y abstractas. Están separadas de la vida histórica de la humanidad; en sus formulaciones hacen completa abstracción de dicha historia y jamás explicitan los condicionamientos sociales de los que surgen los términos planteados”


Jose maria:
“Saludos desde la barbería "Russell
P.D.
Tanta palabra de pocas barbas será algo fácil de pensar, pero nuestros objetivos como hombres en sociedad, pienso, solo se plantean en serio, aquellos problemas que existen ya algunas condiciones materiales de revolución. Revolución Socialista condiciones de lucha, nuestra lucha.”

Espero un replica, que tal vez ya no sea sobre el posmodernismo, sino un mea culpa sobre tu persona, espero que te hagas un análisis de clase, tu articulo me pareció interesante, una bonita metáfora adornada con un abstracción sincronizadas de ideas, juntando a los revisionistas, hasta los neo marxianos, con las cuales tengo mis discrepancia, dime estimado revolucionario José María usted lucha por una revolución? Cual es la socialista o la social-demócrata?, a que clase defiende?, su articulo es una galimatía llena de conceptos metafísicos y deformados en lo abstracto.
Yo lo podría definir ya no como un posmoderno ya que “aun no esta etiquetado por esa marca”; sino ahora lo definiría como un ECLÉCTICO.
Quiere hablar de revolución, de nuestra causa, nuestra lucha.
Hagamos un debate marxista- leninista.
Por que lo único que me hace pensar es que no tiene bandera y si hablas de revolución, hasta el APRA lo hizo, lo han hecho diversas personas.
Hasta pronto señor pequeño burgués radicalizado o en todo caso señor ecléctico.

PD RICARDO HUANES- PERU

Anónimo dijo...

Que tal hee, pues muchas cosas por las que "hay que sangrar a Dios", en una metafórica frase para decir, que entre los conceptos como entre los hombres hay que llenar un criterio hacia el dialogo, espero te encuentres muy bien José María, besos y abrazos.

Carmen A.