jueves, 20 de diciembre de 2007

TIEMPO LIBRE Y CONGREGACIÓN A LA DISCORDIA


SUBTÍTULO: GRACIAS JUAN: UNA VOZ HACIA EL DIALOGO.


Juan dice: "cabe notar mi querido Tonauak, que la refutación que se hace esta implantada en bases coherentes y materiales, no en silogismos mal encaminados... acepto el comentario del compañero Aranda, estoy seguro después de haber leído sus comentarios he podido notar su conciencia de lucha, aunque ha herido nuestra susceptibilidad socialista, más aun con fundamentos etnocentristas que son la base del desentendimiento ideológico..." (Corrección ortográfica por José Antonio)
.
Veamos pues Juan, quien está escabando el sentido etnocentrista de los comentarios realizados en los Hi5 mencionados, y no sólo han escalado esa ideas etnocentristas, sino que -Dulce Edith y Jorge M.- han corrompido el espacio de la convivencia y del dialogo entre compañeros que buscan la ruta del cambio social significativo.
.
Entendiendo al etnocentrismo como el acto de evaluar otra cultura a partir de la nuestra y sostener que la cultura de un lugar determinado es mejor que la de los demás sitios, hasta en mi formación gnostica me indica que es un error cuativado por una formación generacional de contradicciones.
.
¿Pero que no Jorge M., y Dulce Edith no se mostraron más etnocentristas como explosiones de puritanismo?, en el sentido de que la palabra puritano hoy se identifica como esa opinión estricta sobre la moral sexual, y estar en contra de la "cultura del tiempo libre" y que pretenden siempre convencer de sus creencias a los demás desaprovando los puntos de vista diferentes al suyo. En este caso sobre la estricta regla por no manchar la moral del verdadero revolucionario, y amedrentar con la "verdad revelada" que según portan Dulce Edith y Jorge M. par terminar diciendo -según estos disparates que temos mucho tiempo libre...
.
El error de Jorge M. y Dulce Edith, es caer en el etnocentrismo acaudillado, esto sucede cuando se trabaja sobre las justificaciones de su proropia experiencia y limitan el poder ampliar el pensamiento de ideales del cambio social, esto se traduce en sintomas de intolerencia, estos intolerantes que sepultan con la imagen de su propia idea de revolución otros aspectos del cambio social entre subalternos, su imagen y sus comentarios son parte de la lucha interna que tiene el socialismo a nivel mundial que no puden ver más allá de las meras interpretaciones de los manuales que han leido, y que por dificil que pueda entenderse debemos ver todo el abanico de contradicciones que nos reclaman un nuevo mundo y otras ideas para muchas acciones sociales entre todos los ámbitos, ver la dimensiónpolítica, es ver la posición y decisión que tomamos dia a dia.
.
El debate que se vive hoy en día no contará con la ideas de los temas cuando tratan de aleecionar a quienes las leen. Bienvenidos sean al terrorismo verbal y a las ideas de la denigración cuando leean a Dulce Edith y Jorge, esperemos que puedan dar otro tipo de opiniones, pero cuando se trata de estos intolerantes en el sentido social, -como decía Karl Popper- ya sabemos como actuar con ellos.
.
Las opiniones, que deberían ser eso; opiniones y no lecciones como se intenta, tienen como finalidad, entre personas honestas y sensatas, resolver o disipar dudas sobre una materia a partir de su examen atento y particular. También se le llama controversia, que no es otra cosa que una discusión de opiniones contrapuestas. ¿Pero qué tema estamos tratando con Dulce Edith y Jorge M.? Ninguno. Sólo se muestran dispersión de contenidos, congregación a la discordia, y difamación masiva en medio tan precarios como el Hi5, de la que Dulce Edith es consciente de ello, y sin embargo, lo practica también, ante esto es mi compromiso en cualquier espacio poder defenderme y valorar otras ideas.
.
Lo que hacen Dulce Edith y Jorge M. es la participación en escándalos sobre la palabra degradada, que no es sino las orillas del error metodológico, epistemológico y de la separación del intento de la formación de ideas.
,
Cuando encontramos este tipo de escándalos, es muy facil ver que sus ideologos estén susceptibles de acarrear malestares de identidad a las críticas tan abiertas que les hago, y entonces de dañar la susceptibilidad socialista. Susceptibilidad que tiene su raíz en el egocentrismo y la complicación interior. "Que si no me tratan como merezco..., que si ése qué se ha creído..., que no me tienen consideración..., que no se preocupan de mí..., que no se dan cuenta..." etc. etc. y así ahogan la confianza y hacen realmente difícil la convivencia con ellos.
.
Allí están los comentarios, allí están las respuestas:
.
.
Y nos preguntamos ¿Pero es posible el retorno de los fetichismos sociales, mas descarados hoy en día, usando estos medios, que pueden suponer y presuponer algún medio de difusión más rápido? ¿Será posible la nueva era de fetichismos sociales en condiciones menos acabadas que el siglo XX, en espacios efímeros pero de un nivel potencialmente masivo?
.
Les doy un ejemplo, como decía Dalí, "una explicación más elíptica, porque resulta que me ha preguntado mucho eso", que por ejemplo, en una sociedad donde la revolución estudiantil de mayo de 1968 no haría un solo muerto, lo cual haría decir a un Jacques Lacan, terrible: "Que en mayo de 1968 nadie pasó por su despacho (`antifreudiano`) porque todos los locos estaban en la calle". Más aún: cuando un grupo de estudiantes fue a visitarle a la Ecole Normal para decirle que él (aunque en sus camisolas portaban la deslumbrante efigie del Che) sólo él, era el "gurú" de la Revolución de Mayo, Lacan, impávido, les contestó: "Vosotros buscáis un amo; yo no lo soy ni quiero serlo". Una pareja de estudiantes, como protesta, se desnudó ante él en la clase. Impávido, grises sus ojos fulgurantes, se limitó a decirles: "Anoche vi un espectáculo mejor".
.
Y en efecto, he visto espectáculos mejores, pero este parece muy loco, porque partimos de la idea de la difamación, de la presunción de objetivos, pero ni una pizca de lo que realmente objetive a los demás, sino siempre por medio del escálalo acaudalar gente a la causa. ¿Cuál es la causa de Dulce Edith y Jorge M.? lo veremos a continuación: Dulce Edith, logra decir, -también usando su etnocentrismo- que mis reflexiones se deben a que "somos posmodernos y que aún yó mismo, no lo descubro"
.
.
.
Que las posiciones en las cuales se dicen tales afirmaciones corresponden al hecho de que se han difuminado la posibilidad de identificar un enemigo común con la enorme rapidez como lo efectuaba antes un proletariado con plena identificación de clase y de lucha contra una burguesía también plenamente identificada y que esto permitía seguir un modelo primario de la lucha de clases con tal vigencia en los escritos de Marx, y ésta posición gozaba la aceptación por intelectuales de izquierda en el pasado siglo, ¿Qué ha pasado ahora? ¿Cual es la identificación constante de los pueblos por su emancipación? ¿Será homogénea la lucha? y lo más importante ¿Cómo se está llevando esa lucha y a donde los ha llevado a un corto plazo?
.
Quienes han estudiado ese fenómeno de desvanecimiento, de dispersión que se vive hoy en día y por lo tanto de surgimiento de nuevo fetiches, también han visto con que facilidad pueden robarle la bandera a los movimientos de izquierda, campesinos, obreros, comités, etc., especialmente a los concentrados en los movimientos latinoamericanos.
.
También he dicho que esa identificación "urgente" del enemigo, la ha puesto en práctica Jorge M., al desesperadamente dar "lecciones" de como se logra encontra fascistas en el Hi5, y recientemente lo que hemos leído en éstas y otras páginas es la gran convocatoria para la "Congregación a la Discordia" en contra de mi persona y de unos amigos, y con voz de regañandientes dicen "esos que tiene tiempo libre" (nosotros) no nos pueden ganar y perjudicar esa susceptibilidad, pues somos muchos (ellos). Pero eso sí, nos tratan en sus propios términos y nos sepultan con su indiferencia.
.
¿Esto no resulta un etnocentrismo más acabado y afilado? Son difamaciones y disparatadas de parte de Dulce y Jorge, tratar de montar una lección (un espectáculo) de apoyo para resolver la duda moral y reactiva de que ellos en verdad son sujetos de cambio social, reafirmarse una y otra vez, siempre evidenciado la falta de confianza que se tiene en su identidad y sobre todo en su capacidad de acción.
.
Mi posición es esta Juan: EXIGO UN DIALOGO MÁS ACABADO Y CON CALIDAD DE CONVIVENCIA, con estos, que hasta hora son detractores del mismo. Esto fue lo que dije cuando se me dio a conocer la noticia:
.
Agradezco en verdad tu comentario Juan, porque me abre un espacio para el dialogo que supone y sirve este medio. Pero como veras, el compañero Jorge M., como lo acabo de decir, esta formando un comité -del que me preocupa menos- para según él, aplastar mi "secta antisocialista", ante esto, me he quedado perplejo, al poco tiempo de tener mi Hi5, no sabía que había formado una secta de esa especie, a lo mucho voy a la asociación Gnóstica de Estudios Antropológico A.C. que es internacional y cada año se reúnen en su sede de Querétaro, Qtro. y voy a discutir sobre sus fundamentos orientales y las relaciones culturales con occidente, y son verdaderos conocedores de lo que se practica. No tengo ningún temor de esconder mi cara, mi nombre, ni las asociaciones que respeto, y mira que con los propios gnósticos he discutido sobre el peyorativo “secta” con lo que he definido a esta comunidad, tal vez se me discute con mayor peso esa palabra por el hecho de que tiene un carga emocional imaginativa de la gente que le dicen “secta” y desarrolla toda una concepción falsa promocionada por la iglesia católica (que también inició como secta) desde finales del siglo XV, una carga subjetiva bastante amplia y fuerte.

Pues bien, yo no he formado nada de sectas, ni quiero, ni puedo, no puedo ni organizar por el momento ni mis libros, ni fotos en mi casa en la ciudad de México, en la delegación Xochimilco, a la cual son bienvenidos con afecto en estas fiestas decembrinas y otros meses para tomar un café o en este caso un rico ponche y poder armar algún proyecto y comentarios. Quien sabe igual y le damos la sorpresa a Jorge M. del verdadero valor de la organización, un valor que no se esta balanceando entre sombras de cibernautas diciendo que soy ahora antisocialista junto a mi amigo Frederick Mosh ¡porque se me dobla la lengua cada vez que pronuncio su nombre y se me activa al hablar en contra de los que dicen que es un fascista!

Contra eso voy Juan, contra los señores que con risas de “buenos chicos” que tienen una camiseta del Che pegada todos los días y que dicen: “eres un fascista… y tu putrefacto pensamiento” “eres un reaccionario entupido, se mejor un entupido consciente” “pinches grupos basura” “asquerosos tenis pintados”, “tienes una idea chafa, ínfima y nula de lo que es el socialismo”, “niño ignorante, mediocre, sin argumentos, falso, reaccionario”, “jajá ja ja.”de etc., etc.

Risas, insultos, perjuicios, dramatismo verbal como si fueran a linchar en nombre de la santa revolución que de ellos emana, y bueno, es que eso nada más pasa en el Hi5, ¿y que? ¿No se supone ser otro espacio para tener interconexión de ideas? Entenderé que este medio bien puede ser malo, disperso, amigo del imperio, o nulo, lo que no entiendo es como es posible lanzar todos estos ultrajes y que nadie levante una voz y se pregunte ¿quien es ese Frederick Mosh?, cuidado con él, porque resultó ser un fascista, tenemos que darle las gracias a Jorge M. por advertirnos de que es un fascista, descubierto con gran pensamiento iluminador.

Un chico, que como lo he dicho antes, está –y de alguna manera todos lo estamos- en búsqueda de certezas, de algo donde pongamos los pies y avancemos, mira que buen piso le dio Jorge M. ¡Eres un fascista y no lo sabías!, ahora Frederick se tendrá que pegarse un papel en la cara que diga ¡soy fascista y no lo sabía!, o bien ocultarse y seguir formulando pensamientos fascistas tan elaborados y antisocialitas que tendremos que echar manos al asunto a tan terrible plan de este personaje.

Y que tal, permítanme aclara algo muy irónico para mí, el "Proyecto Drácula Proyect” de que están "dispuestos para aplastarlo" eso ni siquiera existe, solo existe en la imaginación de Frederick Mosh, son ustedes –Jorge M. y Dulce Edith- lamentablemente lo digo, victimas de un imaginario de ese personaje que de una vez les digo sufre de doble personalidad, ansiedad, y desesperación, y aun así esta en una mejor posición que sus detractores, porque ha intentado salir sin una palabra que resulte ofensiva a "los susceptibles socialistas", sin polémica, sin insultos, sin odio, ni siquiera con ganas de enfrentarlos, su concentración siempre está vinculada a la convivencia, una práctica social que va desapareciendo poco a poco por todos lados.

No se entendió que la idea no era en contra de Jorge M. ni de Dulce Edith, que he dicho una y otra vez, los considero parte de la lucha social en un margen bastante amplio empezando por un nivel artístico. Lo que ha pasado es que sus palabras no tienen ninguna vinculación con la lucha e integración de grupos subalternos, ni siquiera tiene vinculación al dialogo, ¿de que se trata esto entonces?

La crítica era, primero para que moderaran su lenguaje, y segundo para definir propuestas, defendiendo la posición en la que confían. Y bueno yo no estoy en la plena posición de usar el pensamiento del Che, su lucha con todo el poder socialista real que pudo tener, con todo el peso humanista que desarrollo en convicción y voluntad, no contienen una carga de otra clase, más que eso, que ustedes ya mencionan una y otra vez, a nivel subjetivo, a nivel discursivo, a nivel ideológico, muy personal por cierto, una lucha que desempeño como ejemplo a seguir, pero ya he formulado preguntas ¿Es efectivamente viable usar el pensamiento de guerra de guerrillas, muchos Vietnam, como algo fundamental para acabar con el Imperio? ¿La nuevas formas de lucha tanto obreros, campesinos, estudiantes, se está acercando al modelo del Che? ¿O solo -como lo he dicho- es fuente de inspiración revolucionaria de lucha Ernesto Guevara, como unidad mitológica que pasa a lo histórico y tal vez a lo cotidiano? Podemos dar ejemplos.

¡PERO COMO! Tienes que estar con el Che, porque sino… y ya vemos lo que pasa, salen los demonios y los revolucionario, a tratar de destrozarte y aplastarte con comités, ¡¿Como no estar del lado del Che?! "¡Eso es una blasfemia revolucionaria!" evidente "¡antirrevolucionario!", etc. etc. etc.

Esta muy bien los ejemplos de la vida del Che, pero ustedes disculpen, jamás me atrevería a defender al Che, no lo haría, además no concibo porque tenga abogados como Jorge M., son los pueblos en su lucha quien los defina y los defienda en la praxis.


Ahora Jorge M., y ya no su novia Dulce Edith, sigue con esa moción, -permíteme decir- de odio, de ira, de esfuerzo intolerante, eso es lo que verdaderamente me preocupa, que por escribir con el sentido común y la fuerza moral con la que he sido educado ahora me toquen la puerta una tormenta de intolerancia, bien pueden expresar su odio, pero expongan esas energías en otros sectores que realmente las merezcan, no desperdicien el fuego de Prometeo (los revolucionarios que enfrentaron a esos dioses y que ahora los castigan...), no desperdicien sus afirmaciones y transmutaciones que no tiene que ver con la contrucción del socialismo.

José Antonio Gutiérrez.

No hay comentarios: